Material fino

Los componentes de tamaño fino (< 50 micras) constituyen la masa basal del suelo (o plasma). Está constituido por una mezcla íntima de fracción mineral y orgánica. Dependiendo del tipo de horizonte predominará una u otra (fracción orgánica en los horizontes A y mineral en los B y C).

Por su pequeño tamaño, su naturaleza no puede ser reconocida en el microscopio y para ello se utilizan otras técnicas como la difracción de rayos-X para la fracción mineral. Con el microscopio se estudian ciertos rasgos como son: color natural, grado de transparencia, color de interferencia, ... y sobre todo sus relaciones espaciales con los demás constituyentes.

El color de la masa basal del suelo es muy variable.

Rojo. Indica la presencia de compuestos de Fe finamente dispersos; a veces se trata de geles amorfos y muy frecuentemente se trata de hematites.

Pardo amarillento. Indica compuestos de hierro hidratados dispersos, goethita y lepidocrocita.

Pardo a pardo muy oscuro. Generalmente debido a la pigmentación materia orgánica.

Gris. Color de muchos minerales, como las arcillas, feldespatos y carbonatos

Verde a verde grisáceo. Compuestos ferrosos (y menos frecuente, glauconitas y cloritas).

 

Dentro del material orgánico fino es posible diferenciar:

 

Células y restos de células. Fragmento de menos de 5 o 10 células conectadas.

 

Material fino amorfo orgánico.

   

Puntuaciones. Puntos oscuros muy pequeños (aproximadamente1 mm).

  

Del material fino se describe: naturaleza, color, grado de transparencia (transparente, moteada, punteada, nubosa y opaca) y colores de interferencia.

Su origen puede ser heredado o de formación edáfica, generalmente ambos.

 

Portada del servidor     Indice      Siguiente