Fragmentos gruesos

Son los componentes reconocibles e identificables en el microscopio petrográfico y que se presentan como granos individuales. Son las partículas individuales de tamaño grueso. Su límite inferior es algo impreciso. Yo recomiendo usar unas 50 micras, que coincide con el límite práctico de estudio de una partícula en el microscopio, pues aunque es posible observar granos de tamaño bastante más pequeños (casi hasta de una micro trabajando a máximos aumentos) su estudio se vuelve muy dificultoso. A bajos aumentos (con el objetivo x2,5) un grano de 50 micras se vería como un milímetro y con mayores aumentos se podría intentar su identificación (x40). De esta manera los fragmentos gruesos aquí definidos se corresponderían a las gravas y arenas.

Dentro de los fragmentos gruesos hay una fracción mineral y otra orgánica.

Se describe su: naturaleza, grado de alteración, forma, tamaño, abundancia, origen (heredados o de nueva formación), etc.

 

Componentes minerales primarios

Se presentan bajo la forman de granos individuales monominerales o poliminerales (por ejemplo, fragmentos de la roca madre).

Se trata de minerales heredados (con o sin transformaciones) del material original.

En el suelo se pueden encontrar numerosos granos minerales, pero como constituyentes mayoritarios no hay una gran diversidad.

Se relacionan a continuación los minerales típicamente heredados y dejaremos para más adelante (para el apartado de "Edaforrasgos" en el ítem "Cristales") la descripción de otros minerales que se se pueden formar en las condiciones edáficas (pero que también pueden ser heredados).

Cuarzo

Feldespatos

Micas

Piroxenos y anfíboles

Además, generalmente en la fracción grava podemos encontrar fragmentos del material original.

Fragmentos de rocas

Portada del servidor     Indice     Siguiente