Reconocimiento de la arcilla iluvial

 

Propiedades ópticas de los revestimientos de arcilla iluvial

Continuación

Las características por las cuales se reconoce el origen iluvial de la arcilla en lámina delgada son: continuidad óptica, fuerte orientación preferida, intenso color de interferencia, existencia de laminaciones, contraste textural con la matriz adyacente, límite abrupto con el material circundante (tanto en nícoles paralelos como cruzados), color natural propio, y localizados recubriendo las paredes de los macroporos o las superficies de los agregados. Pero no siempre se nos van a mostrar todas estas características y así en cada situación se pueden manifestar un limitado número de estos rasgos.

 

Localización. Como las acumulaciones de arcilla iluvial se producen por la inmovilización de suspensiones, estas se presentan en los suelos con carácter local, relacionadas con los grandes poros (aunque en los horizontes dinámicos pueden pasar a incorporarse a la masa del suelo). Las encontraremos formando películas, más o menos gruesas,

revistiendo las paredes de los macroporos

recubriendo los agregados

sobre los granos minerales

o rellenando completamente los huecos

 

En general, no siempre resulta fácil juzgar si un determinado dominio de arcilla orientada es iluvial o no, pero quizás sea el microscopio la herramienta principal en la identificación de la transformación de arcilla. En esta figura mostramos una serie de campos microscópicos en los el reconocimiento del origen iluvial de la arcilla va siendo cada vez más problemático.

Las dificultades en el reconocimiento de los arcilanes iluviales mediante el microscopio petrográfico son debidas a dos situaciones distintas.

Por un lado tenemos la propia estabilidad de las películas, que regulará su permanencia (los arcilanes al cabo del tiempo pueden destruirse, mezclándose con la masa del suelo y desapareciendo totalmente; los cambios de humedad, que provocan hinchamientos y contracciones, la precipitación de carbonatos y la actividad biótica, son las causas más frecuentes).

En las siguientes imágenes se reproduce un relleno de arcilla iluvial que ha sido deformado por una acumulación posterior de carbonatos.

Y por otra parte pueden existir problemas de confusión con otros arcilanes y dominios arcillosos de muy distintos orígenes. El problema más común de confusión de la arcilla iluvial son los revestimientos de arcilla orientada por presión, originados por los procesos de contracción e hinchamiento debidos a los cambios de humedad del suelo. En general estos revestimientos presentan menor orientación, no presentan microlaminaciones y carecen de bordes nítidos (figura).

A continuación se incluyen una serie de ejemplos de acumulaciones de arcilla iluvial.

 

Resumiendo, el correcto reconocimiento del proceso iluvial es un hecho muy importante y su erróneo diagnóstico es la causa más frecuente de interpretaciones equivocadas en los estudios de suelos. Los revestimientos de origen iluvial son, en general, muy difícilmente diferenciables en los estudios de campo, pero fácilmente, en la mayoría de las ocasiones, en los estudios microscópicos.

 

Indice | Anterior | Siguiente | Principio página